¿QUÉ DEBES HACER DESPUÉS
DEL TRASPLANTE CAPILAR?

header_002
Cada paciente es único y la producción de pelo, tamaño y forma también lo es.

Después de la intervención existen algunos síntomas que se pueden presentar. No te alarmes es un proceso normal. Después de la intervención existen algunos síntomas que se pueden presentar. No te alarmes es un proceso normal.

Durante los primeros días podría presentar un dolor leve en el área operada que cede con analgésicos simples. Es común la sensación de pesadez o tirantez especialmente con la técnica FUSS (o técnica de la Tira). También puede haber una ligera hinchazón en el área intervenida, con menos frecuencia se presenta en la frente y raramente alrededor de los ojos. Este síntoma desaparece entre el tercer y quinto día después del procedimiento. Coloque compresas frías sobre el área hinchada para ayudar a desinflamar.

Puede haber un leve exudado al apoyar la cabeza, le recomendamos colocar una toalla para proteger la ropa de cama. Durante el proceso de cicatrización es posible que sienta un ligero escozor en la zona tratada. Por favor no toque la zona porque podría infectar el área o afectar la pega de injertos.

Otras sensaciones aún menos frecuentes como punzadas, calor, ardor leve y adormecimiento pueden ocurrir en el área tratada como parte del proceso natural de cicatrización. Así mismo, durante el primer mes después del procedimiento, el cabello trasplantado se desprende de la raíz y cae, no se preocupe, es parte del proceso, estos entrarán en latencia (espera) y luego volverán a crecer entre el tercer y sexto mes. El resultado final se apreciará aproximadamente un año después del procedimiento.

Existen personas con mayor predisposición a presentar pústulas o granulomas (granitos o cabellos incrustados). En este caso el tratamiento es relativamente simple, informe a su cirujano para que lo oriente. En caso de sangrado, escozor, dolor intenso o cualquier otro síntoma persistente, comuníquese con su cirujano.